La importancia de la paciencia para la vida cristiana

A veces no nos damos cuenta de la importancia que tiene la paciencia en nuestras vidas. Pero es la paciencia la que nos ayuda a ver cómo en momentos de nuestras vidas en los que no entendemos lo que está pasando, Dios sí conoce todas las cosas y está en control. En este Mundo somos llamados a vivir por fe y no por vista, por fe en la palabra de Dios y lo que Él ha prometido hacer por nosotros.
 
“Por lo tanto, mis queridos hermanos, manténganse firmes e inconmovibles, progresando siempre en la obra del Señor, conscientes de que su trabajo en el Señor no es en vano.” 1 cor 15:58
 
Estas son algunas razones por las que tener paciencia es necesario:
 
1. Porque vivimos en un Mundo caído: El pecado produce temor, orgullo, envidia, ansiedad. Es por esto que nuestras relaciones se complican. Por el orgullo nos es difícil perdonar y pedir perdón. Por la envidia no somos agradecidos a Dios.
 
2. Porque Dios es Soberano: Tú y yo NO gobernamos el Universo. Tener paciencia se hace más fácil cuando vemos que Dios es soberano en nuestras vidas y en otras personas.
 
3. Porque Dios es un Dios de Gracia: La Paciencia es uno de los medios de Gracia más poderosos de Dios. Él te transforma mientras tú tienes paciencia.
 
4. Cuando tenemos Paciencia Dios nos está liberando de las fronteras de nuestros pequeños reinos para que vivamos para su reino de Gloria.
 
5. Para poder ministrar a otros: El cambio en la vida de otras personas es un proceso, no es algo que sucede de la noche a la mañana.
 
6. La Paciencia es central para cualquier ministerio.
 
7. En el ministerio tenemos que tener la misma conversación una y otra vez. Somos llamados a perdonar una y otra vez. Somos llamados a amonestar a un hermano cuando peca.
 
8. Para la Gloria de Dios: En este Mundo las personas y las cosas no existen para nuestra comodidad sino para la gloria de Dios. Es difícil esperar porque nosotros buscamos aceptación de otras personas, comodidad, poder, placer, etc. Tener paciencia es ver que vivimos para la gloria de Dios.
 
9. La paciencia no es una pausa en el plan de Dios, es parte de su plan.
 
10. La paciencia no es inactividad, es recordar quién soy yo y quien es Dios. Es Adorar a Dios por Su sabiduría, poder, amor y gracia. Es servir a otros. Es orar a Dios y pedir su ayuda cuando no lo entendemos. El hecho de esperar es en sí una acción.
 
La Paciencia es uno de los instrumentos más poderosos de Dios. Él no sólo nos da gracia para esperar, el momento de esperar es una gracia. La paciencia no es solo esperar para recibir algo, es más importante la persona en que tú te conviertes cuando esperas.

LEER ARTÍCULO RELACIONADO

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!