No perder la fe en tiempos difíciles

En algún momento de nuestras vidas aparecerán retos o circunstancias que parecerán muy difíciles de combatir o superar: el deceso de un ser querido, problemas económicos, enfermedades sin cura, y otras. Lo que debes saber es que Dios está a nuestro lado y nos ayuda en todo momento.

La Biblia es el mejor libro de consejos que puedes tener, ahí encontrarás versículos para no perder la fe en tiempos difíciles, ellos nos ayudarán a encontrar el consuelo cuando más lo necesitamos. Cuando los leas encontrarás la fuerza para seguir tu camino en compañía de Dios.

Versículos para no perder la fe en tiempos difíciles

Estos versículos nos alentarán a no perder la fe en tiempos difíciles, toma el tiempo para leer cada uno de ellos y reflexionar con toda la familia:

Dios está con nosotros

Isaías 41:10 – «Así que no temas, yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y ayudaré, te sostendré con mi diestra victoriosa»

Si tenemos la presencia de Dios no debemos angustiarnos. Él nunca nos dejará solos, es más grande y poderoso que todos los problemas que podamos tener. En tu mente debes tener claro que el poder de Dios y su grandeza puede con todo, en su mano victoriosa nada puede salir mal.

Dios es bueno

Nahum 1:7 – Bueno es el Señor; es refugio en el día de la angustia y protector de los que en Él confían.

A pesar de las circunstancias no debemos dudar de la bondad de Dios, al contrario, debemos seguir confiando en su cuidado y amor. Incluso cuando Dios permita que atravesemos situaciones que no son de nuestro agrado, debemos refugiarnos en Él, confiar en su protección.

Recuerda que Dios ha prometido estar con nosotros cada día de nuestras vidas. Confía en su abundante bondad y promesa.

Dios nos da su paz

Juan 14:17 – La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden.

Hablar de paz no solo es referirse a la ausencia de conflictos bélicos; pero, la paz que menciona la Biblia va mucho más allá: significa bienestar, seguridad y totalidad en todos los aspectos de nuestras vidas. La angustia en tiempos difíciles va estar presente, pero nunca nos olvidemos de las promesas de Dios.

Dios nos equipa para vencer

2 Timoteo 1:7 – Dios no nos ha dado un espíritu de timidez, sino de poder, amor y dominio propio.

Dios nos capacita para enfrentar las situaciones más difíciles de nuestras vidas, nos llena del Espíritu Santo. Debemos ser valientes, usar las herramientas que Él nos ha dado; dar pasos firmes y asertivos.

El dominio propio será la clave para superar cualquier reto, no deben reinar las emociones. Mantener la calma y serenidad confiando en Dios nos llevará al éxito.

Dios nos escucha y actúa

Nunca nos olvidemos de clamar a Dios en tiempos difíciles, el tamaño de los problemas no deben cegarnos. Dios nos escucha y actuará, quizá no al instante, pero nos dará la paz que necesitamos y una nueva perspectiva. Nuestra vida está en sus manos y Él nos concederá la salvación.

Dios es grande y poderoso

Dios es mucho más grande y poderoso que cualquier situación o reto difícil que se presente en nuestro camino. Dios ha creado el universo, Él nos creó, es conocedor de todo lo que sucede. Su grandeza nos dará la fortaleza para seguir confiando en Él.

La Palabra de Dios nos da vida

Salmo 119:25-26 – Postrado estoy en el polvo; dame vida conforme a tu palabra. Tú me respondiste cuando te hablé de mis caminos. ¡Enséñame tus decretos!

La Palabra de Dios es vida, nos renueva. Alimentar nuestro espíritu en tiempos difíciles es muy importante. Muchos hombres y mujeres de la Biblia atravesaron por tiempos difíciles, pero lograron mantener su fe, siempre firmes y confiando en la Palabra y promesas de Dios.

Hay poder en el nombre de Dios

Proverbios 18:10 – Torre inexpugnable es el nombre del Señor; a ella corren los justos y se ponen a salvo.

Repetir el nombre de Dios o de Jesús, bastará para orar en tiempos difíciles. En su nombre encontraremos la salvación y el refugio que necesitamos. Dios escuchará las peticiones de nuestra alma y enviará a su Espíritu Santo para animarnos y consolarnos.

Fuente: Camino con Dios

¡Muchas Gracias Por Votar!

Deja un comentario

error: El contenido está protegido !!