¿Qué es la Exégesis Bíblica?

La labor indispensable frente a la Verdad

En los últimos años ha habido un gran énfasis en la correcta interpretación de la Biblia. Para interpretar la Biblia con precisión, es indispensable la exégesis.

Esta palabra viene del griego exegeomai, y se define como “hacer que algo sea conocido por completo a través de una explicación cuidadosa o por revelación clara”[1]. En los estudios bíblicos, la exégesis tiene que ver con el estudio cuidadoso de la Biblia, con el propósito de entenderla, enseñarla, o predicarla correctamente. Para hacer una correcta exégesis de un pasaje bíblico, hay tres elementos indispensables.

Interpretación gramática

La interpretación gramática es, sencillamente, poner mucha atención a las palabras del texto. Aquellos que conocen los idiomas originales pondrán mucha atención a las palabras hebreas y arameas en el Antiguo Testamento, y a las palabras griegas en el Nuevo Testamento.

Ya que el Espíritu Santo movió sobrenaturalmente a los escritores para escribir las palabras del texto bíblico (2 Pe. 1:21)[2], es imprescindible poner mucha atención a cada una de ellas. Hay que recordar ese dicho popular: “Un texto fuera de contexto es un pretexto”. Muchos errores de interpretación son el resultado de no poner atención cuidadosa a todas las palabras del texto bíblico.

Para esta labor, el intérprete encontrará gran ayuda en una buena concordancia y un buen diccionario bíblico. Por supuesto, si tiene conocimiento de las lenguas originales, podrá hacer uso de un texto hebreo o griego, o una Biblia interlineal.

Interpretación histórica

Las historias que encontramos en la Biblia, al igual que los poemas, las profecías y las epístolas, no fueron escritas en un vacío. Más bien, fueron escritas a personas específicas en un tiempo en específico. Por lo tanto, para interpretar una porción bíblica correctamente, se debe considerar el contexto histórico en el cual ese pasaje se escribió.

Algunas preguntas clave son:

  • ¿Cuándo se escribió este texto?
  • ¿A quién se escribió?
  • ¿Cuáles son las particularidades de la cultura en ese tiempo?
  • ¿Con qué propósito se escribió?

La Biblia es un libro fascinante escrito en un largo período de tiempo. Por esto, es importante responder a estas preguntas al interpretar un pasaje. Indudablemente, Dios diseñó la Biblia para aplicarse a toda edad y época. Sin embargo, si la aplicamos sin entender su contexto histórico, podríamos caer en serios errores de interpretación.

Interpretación teológica

La buena teología viene de un estudio serio y cuidadoso de la Biblia entera. Tener una teología robusta ayudará a interpretar la Biblia correctamente, al entender de qué se trata la Biblia de principio a fin.

La teología responde a preguntas como:

  • ¿De qué se trata toda la Biblia?
  • ¿Cómo nos apunta el Antiguo Testamento a Cristo?
  • ¿Qué nos revela la Biblia entera sobre sí misma, y sobre temas en específico como la Trinidad, el ser humano, el pecado, la salvación, la Iglesia, y los últimos tiempos?

Entonces, la teología viene de la exégesis, y al mismo tiempo informa la exégesis. Es por eso que todo cristiano que busca interpretar correctamente la Biblia, debe estudiar teología de buenas fuentes que sean confiables. De esa manera, podrá estudiar la Biblia evitando interpretaciones extrañas.

La exégesis, entonces, tiene por lo menos tres ingredientes indispensables: la interpretación gramática, histórica y teológica. Integrar estos tres elementos ayudará a todo cristiano que tiene un deseo serio de profundizar en su entendimiento e interpretación de las Sagradas Escrituras.

Fuente: Biblias Holman

Deja un comentario

error: El contenido está protegido !!