Buscar a Dios con auténtico fervor

Busquemos a Dios de todo corazón.

(2 Crónicas 31:20-21)

De esta manera hizo Ezequías en todo Judá; y ejecutó lo bueno, recto y verdadero delante de Dios.

En todo cuanto emprendió en el servicio de la casa de Dios, de acuerdo con la ley y los mandamientos, buscó a su Dioslo hizo de todo corazón, y fue prosperado.

Debemos ser como Ezequías en estos tiempos.

Usted se preguntará ¿Qué es buscar a Dios? Es acercarse a El continuamente en oración, decidir agradarle y hacer su voluntad en todo, decidir seguirle y cumplir con sus mandatos, tener el firme propósito de hacer se voluntad para uno mismo “aquí y ahora” y al orar, recibiremos su palabra, su “maná diario”, su dirección para hoy. Buscar a Dios es también aprender a captar su voz sin equivocaciones pidiéndole a El la sabiduría para hacer su obra según los dones que tenemos y en los momentos y circunstancias en que estemos en este momento.

El Plan de Dios individualmente para cada uno es diferente del de otra persona

así que esto nos debe comunicar Dios en oración CUANDO PASAMOS TIEMPO CON EL, El nos revela sus secretos y nos da palabras proféticas, el “maná diario” para nosotros y su dirección para cada día.

Busquemos a Dios, hagámoslo de todo corazón y seremos prosperados.

(2 Crónicas 31:18)

… porque con fidelidad se consagraban a las cosas santas.

Necesitamos obreros para la mies, dígale a Dios: ¡heme aquí! me pongo a tu disposición y caminaré en la dirección que tu caminas para mi y en la dirección de prepararme para servirte cada vez mejor, me acercaré a tus siervos ungidos para que me guíen, leeré buenos libros cristianos sobre los mejores temas y decido ponerme totalmente en tus manos para hacer tu voluntad para mi vida.

(2 Crónicas 30:18) El rey Ezequías era un hombre así oraba y Dios le hablaba y respondía a sus oraciones.

Mas Ezequías oró por ellos, diciendo: Jehová, que es bueno, sea propicio a todo aquel que ha preparado su corazón para buscar a Dios, (ver Salmo 14:2; 2 Crónicas 16:9)

(2 Crónicas 30:20)

Y oyó Jehová a Ezequías, y sanó al pueblo.

(2 Crónicas 30:27)

Después los sacerdotes y levitas, (hombres de Dios) (tal vez usted) puestos en pie, bendijeron al pueblo; y la voz de ellos fue oída, y su oración llegó a la habitación de su santuario, al cielo.

Cada cristiano es un sacerdote de Dios entonces hagamos oraciones poderosas que lleguen hasta la misma presencia de Dios. 1 Pedro 2:9

(Salmos 14:2)

Jehová miró desde los cielos sobre los hijos de los hombres,

Para ver si había algún entendido,

Que buscara a Dios.

(2 Crónicas 16:9)

Porque los ojos de Jehová contemplan toda la tierra, para mostrar su poder a favor de los que tienen corazón perfecto para con él.

Fuente: Dios para todos

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!