Debemos obedecer a Dios antes que a los hombres

En Hechos 4:19,20, 5:29 Pedro y Juan dicen: decidan ustedes a quien es permitido obedecer a Dios o ha ustedes. No podemos quedarnos callados sin decir lo que hemos visto y oído. Pero Pedro con los otros Apóstoles respondieron: Nosotros tenemos que obedecer a Dios antes que a los hombres.

*Dándonos a entender que sobre todo debemos obedecer a Dios antes que a las autoridades terrenales o religiosas como también a los hombres sin importar si es al: Concilio, Pastor, Líderes, etc.

Y un ejemplo de esto es la historia de Elías y Eliseo en: 2 de Reyes 2:1, hasta el 16. Fíjese que aún el profeta Elías no sabia que Dios iba a darle a Eliseo esa doble porción del Espíritu Santo y por esa razón el mismo Elías que era el líder de Eliseo le sirvió de tropiezo, obstáculo, impedimento, y aún los demás profetas también le dijeron que Dios se iba a llevar a Elías que lo dejara tranquilo, pero Eliseo le decía que se callara y continuaba caminando con Elías porque al parecer él tenía un sentir de parte de Dios para seguir con Elías.

Hay sentir de parte de Dios, Filipenses 2:13, pero también hay sentir de parte del diablo, Mateo 27: 3,5, Eliseo aún desobedeciendo a Elías recibió como recompensa una doble porción de la unción. Al poder de Dios que tenía Elías a través del Espíritu Santo Eliseo la consiguio en vida y en muerte ósea doble unción, ver 2 de Reyes cáp: 4,5,6:11,12*13:20,21 muchos creen que el tenía el espíritu de Elías pero el espíritu de un hombre no es el que ejerce los milagros sino un espíritu superior al espíritu humano ya sea el Espíritu Santo o un demonio en la persona.

Según Hechos 3:15,16, ya que la sombra de Pedro no hacía ningún milagro antes de convertirse sino que ahora que tenía un tiempo convertido el Espíritu Santo ministraba a través de el, usando hasta su sombra. También en Hechos 16:16: Un espíritu en una mujer ministraba adivinación, pero esto no significa que los demonios saben el futuro ya que el único que sabe el futuro es Dios. Eclesiastés 3:22, 6:12, Isaías 8:16,21; 44:25,26 Deuteronomio18:21,22, dice: Pero si dijeres en tu corazón como vamos a saber si Jehová habló o no, así dice Jehová, el profeta que dijere que Dios dijo y lo que el dice no se cumple es por que Jehová no ha hablado sino que el profeta habló por si mismo no le temáis.

También en Apocalipsis 19:10, Dice que el testimonio de Jesús o sea su palabra es el espíritu de la profecía.

Gálatas 1:10, dice: Porque ¿busco yo ahora el favor de los hombres o el de Dios? ¿O es que intento agradar a los hombres? Si todavía tratara de agradar a los hombres no seria un siervo de Cristo sino un siervo de hombres.

*Dando a entender que al que debemos que obedecer sobre todo es a Dios para no convertirnos en siervos de hombres, pero si a tu hermano le molesta algo que tu haces o tienes y eso lo hace a el pecar aunque eso que tu usas o tienes no sea pecado lo mejor es que no lo hagas o uses dicha cosa delante de el para ayudar a que tu hermano se salve ya que es débil en la fe. Según Romanos 14:15 hasta el 23, 1 Corintios 8:13,9:20 hasta el 23.

El apóstol Pablo conoció la verdad y la verdad lo libertó, abandonando la religiosidad humana que había aprendido de Gamaliel el cual era fariseo de fariseos, o sea a maestro de fariseos, y los fariseos eran maestros de la ley de Moisés, dado el testimonio por el mismo Apóstol Pablo en Filipenses 3:5 hasta el 11.

¿Está usted dispuesto a hacer lo mismo para agradar a Dios? ¿O prefiere seguir lo que aprendió de los hombres? La decisión es de usted porque ya yo tomé la mía de obedecer a Dios aún tenga que desobedecer a un líder o concilio al que pertenezco, ya que los concilios actuales ósea de este tiempo varían su doctrina a cada rato como si fuera una camisa o un pantalón y con lo cual demuestran que no tienen una seguridad en lo que enseñan. Además en Dios no hay sombra de variación lea: Malaquias 3:6, Hebreos 13:8*Jesucristo es el mimo ayer, y hoy, y por los siglos.

En el libro de Mateo 15: 1 hasta el 14, el mismo Jesús reprendió a los fariseos los cuales eran los maestros de la ley de Moisés por que ellos estaban enseñando doctrinas y tradiciones de hombres y por esa razón cristo lo reprende duramente y así mismo existen en los diferentes concilio de estos tiempos personas que están enseñando doctrina de hombres y tradiciones humanas las cuales no son del agrado de Dios. Cuando Cristo le dice que bien profetizó de ellos el profeta Isaías diciendo: Este pueblo de labios me honra pero su corazón está lejos de mí el culto que me rinden consiste en normas humanas repetidas de memorias. Fue profetizado en Isaías 29:13,

LEER ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!