El peligro de desobedecer a Dios

Las consecuencias de la desobediencia

Cita bíblica: 1 Samuel 15:18-23

Introducción: Ahora que estamos entrando en un nuevo año según el calendario, pensamos que tenemos la oportunidad de comenzar de cero y posiblemente estemos contentos de que se terminó el año anterior, quizá por las luchas y muchos problemas, pero al igual muchos de nosotros estamos agradecidos con el Señor porque sigue mostrando su misericordia para con nosotros.

Ahora, lo importante es recordar que tanto hemos aprendido? Acaso esas luchas han sido en vano? Y cómo saber si de verdad hemos aprendido algo o simplemente estamos felices en la superficialidad de la festividad?… Cuando el Señor nos pide algo, hay que hacerlo y lo más pronto posible. No demos vueltas buscando la manera más conveniente para nosotros sino que tenemos que complacernos en el Señor.

Cuerpo:

Verso 18-19. Samuel ha recibido palabras de Jehová, en las cuales le comunica que ha desechado a Saúl por haber desobedecido. Si usted lee versos atrás, entenderá que Jehová había mandado a Saúl a matar y destruir TODO del reino de Amalec. Pero Saúl guardó la vida del Rey y de lo mejor de los animales y el botín.

Verso 20-21. Y a lo que Saúl responde excusándose así mismo de haber desobedecido. Acaso no hemos hecho igual a Saúl muchas veces? Hemos pretendido explicarle a Dios nuestras “buenas intenciones” pero por andar perdidos, pensamos que tenemos razón aún cuando vemos claramente que hemos desobedecido. No nos dejemos engañar hermanos, el pecado siempre encuentra una buena excusa para entrar en nuestras vidas y por ende tiene como misión destruir lo que Dios nos ha dado o quiere dar.

Verso 22-23. Vea las declaraciones  “…Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros”… entiéndase que prestar atención es parte de la obediencia, cómo pues podemos obedecer sin saber lo que Dios está diciendo? Cuando su jefe o profesor le pide hacer un trabajo en una semana, usted no se pone a discutir que sería mejor o más bonito para usted hacerlo en un período de un año para así poder planear cada uno de los detalles…. No, usted obedece y entrega el trabajo tal y como se le ordenó, pues así y mejor deberíamos actuar para con el Señor. Vivimos en el tiempo de la gracia y Dios no le va a pedir matar a nadie, puesto que no estamos bajo la ley; pero le va a pedir otras cosas de usted… quizá más tiempo, o que cambie algo en su vida, en sus hábitos en su personalidad, que busque mas de él y usted debe hacerlo, por su propio bien.

Luego sigue… “como pecado de adivinación es la rebelión, y como ídolos e idolatría la obstinación…” en pocas palabras hermano, es abominación a Dios la desobediencia y la obstinación (entiéndase por obstinado aquella persona que se caracteriza por terco a la hora de hacer o entender algún acto o situación con un punto de vista diferente al correcto. -Todo lo que Dios manda es correcto, no hay donde equivocarnos con ello).

Conclusión:

Qué pues hacer?

Dios ha dejado todo establecido en su palabra para que no perezcamos justo en ser obstinados. En estos tiempos peligrosos donde se han mezclado tantas abominaciones y el pueblo de Dios ha caído en obstinación trastornando la doctrina y en total desobediencia al acomodarla a “la cultura y modernización”… agradezcamos a Dios por la oportunidad que tenemos de volvernos a él, de regresar a sus pies, aún es tiempo de volver a las sendas antiguas y de arrepentirnos por ser desobedientes.  Juan 4:34

Obedezcamos a Dios, hagamos su voluntad, la cual es tener una relación íntima con él; buscándole a toda hora y a todo momento.

LEER ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!