Renacer en Cristo

Renacer en Cristo

Jesús dijo que era necesario nacer otra vez para poder entrar en el Reino de Dios. Cuando los niños nacen en este mundo reciben la vida de sus padres, y al nacer, por causa de esta vida que tienen, se consideran ciudadanos de este mundo; pueden ver sus bellezas y admirarlas, escuchan sus sonidos, tocan los objetos que en él existen y se comunican con los demás seres humanos.

Jesús dijo que si queríamos ser ciudadanos del Reino de Dios deberíamos de recibir nueva Vida, Vida de parte de Dios para que podamos ver el Reino, escuchar a los que viven allí también con nosotros, palpitar y tocarles espiritualmente y tener comunión con ellos. Este Reino está en nuestro derredor, pero no tenemos Vida en Él hasta que recibimos a Cristo para que Él viva en nosotros, puesto que Él es la Vida, y en el momento en que Le recibimos, pasamos de la muerte espiritual a la Vida eterna.

Puesto que deseamos tener esa Vida, hay varias cosas que debemos pedirle a Dios que haga por nosotros, con nosotros y en nosotros, para que recibamos al que es la Vida, esto es, al Dios mismo.

El pecado ha corrompido nuestras vidas, y es imposible que un Dios puro y santo habite en la casa sucia de nuestros corazones. Jesús derramó Su Sangre para que seamos limpios en nuestro pecado, y el Espíritu Santo aplica la Sangre preciosa de Cristo a nuestros corazones y los limpia para que el mismo Espíritu Santo pueda morar en ellos, y morar juntamente Cristo también.

Y cuando el Espíritu Santo se viene a morar y Cristo también viene a morar en nuestro corazón, y habitando Él en nuestros corazones, tenemos Vida espiritual, Vida que nos permite ver, oír, tocar y entrar en un compañerismo íntimo con Dios, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo y todos los que viven en este Reino.

Pide a Dios en oración, pues para que Dios te ayude es necesario que Le pidas. Ven a Él en arrepentimiento, para que así Él pueda recibirte, para que puedas creer sinceramente, para que el Espíritu Santo pueda tomar tu corazón pecaminoso y lleno de iniquidad, y limpiarlo, quitando todas esas maldades que hay en él.

El Espíritu Santo contestará tu oración con tal éxito que habrá creado en ti un corazón nuevo, renovado un espíritu recto dentro de ti, entonces tendrás Vida en Dios y serás nacido de nuevo, nacido del cielo. ¿Quisieras, tal vez, aceptar esta Vida celestial y divina ahora? ¿Dices que sí? Entonces pídele con un verdadero arrepentimiento y ten fe, una fe firme en Él, y Él creará dentro de ti por medio de Su Palabra y de Su Espíritu una nueva Vida, Él perdonará tus pecados, te dará la seguridad de ese perdón; además, vendrá a Vivir contigo y estará contigo para siempre, así puedes tener una Vida semejante a la de Cristo, una Vida de parte de Dios, una Vida eterna. ¿Recibirás ahora a Cristo y esta Vida que Él te ofrece?

VER ARTÍCULOS RELACIONADOS

dios significado, frases cristianas de amor, frases de dios bonitas, frases de dios cristianas, frases de jesus, libros de la biblia, salmo 27 reina valera 1960, salmos de amor, salmos del rey david

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!